Historia

Inicio / Nosotros

Historia

Nuestra Iglesia comenzó en la visión de la comunidad Cristiana Americana del Nazareno, 'Westchester Chapel'.

Ellos deseaban en su corazón apoyar en el inicio de una obra  hispana y por muchos anos oraron insistentemente pidiendo a Dios una respuesta. Las puertas del cielo se abrieron, y se dio inicio con el primer servicio en Febrero del 2005, con una asistencia de 5 personas en el beisman del Hotel Splanade de White Plains.

La Iglesia Cristiana del Nazareno 'Valle de Sitim' fue fundada y establecida  por el Pastor Aurelio Bulla y su esposa Claudia Patricia Vásquez, bajo la cobertura de la Misión del Nazareno, manteniendo una relación de hijos espirituales en pacto con la misión.

Nuestros Inicios:
"Somos una pequeña iglesia hoy, mañana seremos un pueblo Grande", era nuestra frase antes de iniciar nuestros servicios. Desde el comienzo siempre buscábamos la voluntad de Dios. Sabíamos de que teníamos la unción que está sobre una persona a la que Dios ha llamado. Y la seguridad de que Él tenía un ministerio con nosotros.

Todas las palabras que habíamos recibido desde el tiempo de nuestra conversión, sumadas a lo que nos decían los pastores amigos, crearon en nosotros una gran inquietud. después de unos meses de haber comenzado la obra en una ciudad que no conocíamos,  empezamos a ver el respaldo de Dios, la gente llegaba a nuestras reuniones a pesar de estar bien escondidos y realizar nuestros servicios a puerta cerrada. No entendíamos como era que la gente daba con el lugar, pero lo más maravilloso eran los testimonios de la gente cuando salía. ¡aquí hay algo especial!, "hoy realmente sentí a Dios",  "quiero volver porque Dios me toco" etc.

Oramos al Señor pidiendo sabiduría, unción, amor por las almas y pasión por su obra, queríamos que su presencia nos siguiera acompañando, porque sabíamos que sin ella no iba a suceder nada.  A partir de ese momento y hasta el día de hoy, el Señor nos ha enseñado una grandiosa lección: Si el asunto es de Dios, si Dios te ha llamado, Él te respaldará en todo. De eso no te quepa la menor duda.

En el ministerio nunca hemos actuado porque ya tenemos asegurado el dinero en el banco, sino porque el Señor nos ha dado la orden. Lo más maravilloso es que Él se encarga de TODO; lo nuestro solamente es darle la gloria. Pienso que el gran impedimento para llevar a cabo un mandato de Dios consiste en no creerle a Él. No quiero decir con esto que si deseas algo en tu corazón, debes creer que el Señor tiene la obligación de apoyarte, lo cual sucede actualmente con frecuencia. Conocemos a algunos que creen tener el llamado para servir a Cristo, pero es tan sólo presunción y piensan que Dios debe respaldarlos.

En menos de un ano nos reuníamos en ese pequeño salón aproximadamente 80 personas. Pero el deseo de nuestro corazón era tener un lugar grande donde podamos cantar y danzar con libertad. El Señor actuó rápidamente, el nuevo lugar estaba listo, en un sitio estratégico, comercial, donde todos lo veían y grande; con capacidad para mas de 300 personas, era un hermoso lugar.

En las vigilias que realizábamos rodeábamos el lugar y orábamos para que el señor  nos entregara este lugar, porque no lo querían vender  ni rentar para una iglesia. Una vez más el Señor intervino a nuestro favor, no solamente nos entregaron el lugar, sino que el Señor proveyó el dinero para adecuarlo para un templo, ya que era un salón de juego y vicio. De inmediato nos unimos con la iglesia Americana y se formó una brigada de traslado y aseo, adecuamos el recinto y a los dos meses, gran inauguración.

Cada salto que hemos venido dando ha traído consigo nuevos desafíos y nueva gente, en esa sede la congregación fue creciendo y madurando. Desde la fundación de la iglesia, el Señor nos ha bendecido con un equipo de personas que son las mejores sobre la tierra, siempre dispuestas y que trabajan para Él de una manera ardua e incondicional.